Poemas de Hermann Hesse


Poemas de del escritor aleman Hermann Hesse
Escritor de Lobo Estepario, Demian y otros grandes.

Poemas Hermman Hesse

Poemas Hermman Hesse

Anochecer en la aldea

Entra el pastor con sus ovejas
Por callejuelas silenciosas,
Dormir desean las casuchas
Y cabecean en la sombra.
Entre los muros donde estoy
Me siento solo y extranjero,
Mi corazón apura el cáliz
De mi dolor con pesadumbre.

Donde el camino me llevó
Siempre una lumbre daba abrigo,
Pero yo nunca conocí
Qué son una patria y un hogar.

Demian (fragmento)

Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía, o creía saber, que una estrella no podría ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza; y sobre esta idea construyó todo un poema vital de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarle y perfeccionarle. Todos sus sueños se concentraban en la estrella. Una noche estaba de nuevo junto al mar, sobre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor hacia ella. En el momento de mayor pasión dio unos pasos hacia adelante y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de tirarse pensó que era imposible y cayó a la playa destrozado. No había sabido amar. Si en el momento de lanzarse hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su amor, hubiese volado hacia arriba a reunirse con su estrella.

(…)

Las cosas que vemos son las mismas cosas que llevamos en nosotros. No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque creen que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino que elige la mayoría.

Anuncios

Sueño de Hermann Hesse.


Es siempre el mismo sueño:

un castaño muy florecido,

un jardin de hermosura en el verano,

y una vieja casona solitaria.

Alli, donde el jardin reposa en calma,

en otro tiempo me acuño mi madre,

quizas han transcurrido tantos años

que no hay jardin, casa, castaño.

Quiza la senda ahora de una vega,

le cubran el arado y el rastrillo;

de la patria, jardin, casa o castaño

solo este sueño ha permanecido.


 
Hermann Hesse 1877-1962.
Romanticismo Aleman, novelista.
 
He soñado, ser patria, jardin, castaño
solo he logrado soñar,
y para ser aun no se si existe una palabra que diga:
que yo soy eso
o lo otro.