y aunque me quieras hoy olvidar


Y aunque me quieras hoy olvidar, aunque resignes nuestro amor, si te morís de ganas de querer saber de mí, me olvidaras, lo sé, todo lo que uno quiere lograr lo lograra, y vos estas muy dispuesta hacerlo, es una nueva meta que te pusiste, pero te sacaste el corazón, igual no te reprochare nada, yo seguiré luchando hasta el ultimo día de mi vida para seguir teniéndote presente en mi, tener tus recuerdos, guardar tu dulce aroma entre mis manos después de acariciar tu hermosa y suave piel, si todo el tiempo que miro al cielo pienso que las nubes no me llenan como me llenaban tus ojos, ay esa mirada que trastocaba mi cuerpo y mi alma, esos besos que me transportaban a un mundo maravilloso y que hoy parece transformarse en polvo, para desvanecerse y no volver hacer lo que era, a veces me siento un idiota por querer luchar contra algo que se acabo, pero ese “se acabo” para mi son palabras, y siempre dije que las palabras no son nada, nunca podrán representar ni un solo sentido, son tan limitadas, pero yo sigo acá usándolas como puedo para aliviar mi alma, todavía te espero y te esperare, aunque me quieras hoy olvidar.

Cae mi última lagrima


Cae mi última lagrima, pero no de la forma en que incontables personas lo han contado, esta ultima no se desliza desde mi ojo hasta mi boca para allí morir, todavía va más allá, acaricia mi barba, y no se ha evaporado, pero algo raro ha sucedido, se ha transportado a tu frente que se apoyaba en mi, ha bajado desde tus cejas y ha arrancado otra lagrima pero esta vez tuya, ahí es cuando vi con los ojos cerrados. Que ambas se unieron en un pequeño instante de tiempo, oh que triste despedida, y que raro se ha simbolizado, dos lágrimas, una que nació en mí para unirse con la tuya, se han unido, ¿Será amor o tristeza?, ambos lo sabemos, pero ninguno parece tener más que decir, solo han sido dos lagrimas y con ellas, el final.