Oh Amanda Mia!


Oh amanda! Si amanda mia, yo te queria
vos me amabas amanda me decias,
y te vi partir varias veces en mi vida.

Te escribia cartas amanda mia,
y vos me las respondias,
volvere pero no se cuanto,
ese cuanto te aburririas,
pero a pesar de eso,
yo entusiasmado como lo esta un niño,
Sientos de poemas te escribia,
De noche y de dia,
Poemas que vos querias, si amanda mia,
Me decias que los querias,
y yo mas aun te queria,
y vos mas aun me querias,
y tambien querias esperar,
yo no se cuanto amanda mia,
podre esperar esta vez,
porque se esta haciendo muy tarde,
y este invierno va a ser cruel,
si amanda mia, podria morir de frio.

Oh amanda, si amanda mia, yo te queria,
Vos me amabas amanda me decias,
y te vi llegar otra vez a la vida mia.
Aquí estas mi amor y me besaste,
Que natural que eras amanda mia!
Cuanto me enamorabas yo te decia,
Y vos me sonreias, amanda mia!

Una tarde cualquiera me decias,
Me tengo que ir a la luna,
Y yo te acompañaba,
Porque a donde vos ibas esta vez yo iba.
Y vivi con vos, amanda mia, en la luna.

Tomamos sol en vez en cuando,
Los horarios eran muy raros,
Pero yo te queria!
Y vos me querias!

Y tanto me quisiste,
Que me dijiste que necesitabas extrañarme,
Que te irias,
Y yo te dije voy con vos amanda mia!
Me miraste y no dijiste nada,
y a la mañana, te fuiste junto a la brisa.

Sin brisa esa mañana me levante,
Y vi nuestra cama vacia,
Llore unas lagrimitas,
Por vos, mi dulce vida.
Y entendi que las cosas cambiarian….

Dos años pasaron, amanda mia,
El viento nada dice de vos,
Y yo me quede con la intriga,
Si eras mi amor o eras mi vida!
El corazon echo trizas,
Y la inocencia perdida.

Empeze a odiarte amanda mia,
Pero llegaste enseguida,
Y mi odio no duro nada,
Y el amor lo fue todo nuevamente.

Oh amanda mia, porque te vas amanda mia?
Y me miraste y me dijiste,
qe muy bien no lo sabias,
sono el reloj y desapareciste,
termine de sentirte…

Como iba yo a tenerte?
como yo iba a perderte?
Si vos ni siquiera existias,
Oh amanda mia!

Anuncios

Antes eras princesa


Antes del beso, ya te había besado, tambien te habia mudado al planeta donde siempre vivo para que seas la princesa de mi imaginacion.
Y eso hubiese querido que pase en realidad pero aparecio el orco de tu padre y las hienas de tus hermanos haciendo todo lo posible par espantarme y yo recitandote poesias para que rompas las cadenas y camines conmigo en algun campo de amapolas.
Tan acostumbrada estabas a que se te hinchen los tobillos que te quedaste ahi sentada sientiendo nada.
Y si esa vez qe te cruce en el sendero de las rosas fue pura casualidad, ahora entiendo estabas perdida, y yo vi tus ojitos y me parecieron tiernos y embobado con tu belleza te regale el primer poema, con el mi vida.
Vos ni caso me diste, te quedaste callada y con tus ojitos abiertos pensando en lo tuyo.
Lindo, dijiste, que camino lleva a la iglesia?, preguntaste al instante, dejandome desconcertado te lo señale, a lo que vos tomaste el camino opuesto.
A donde vas – te dije.
A casa , a mi hogar.
Quedate un poco mas – atine a decirte.
no – dijiste cortante.
Quisiera un beso de tus labios angelicales, te dije creyendo perder la vergüenza.
Te reiste, me besaste, me enamoraste, te volviste a reir y te fuiste.