Mi fuente de amor


Hoy vuelvo a tomar de mi fuente de energía, de felicidad y de amor, cada sorbo que ingreso a mi cuerpo es cada beso que me das, siento como ingresa a mi cuerpo e ilumina mi ser, poco a poco la sonrisa se me dibuja en la cara, me siento como un ángel volando entre las nubes cuando veo tus ojos y mejor aun veo lo profundo de tu ser, ese ser tan hermoso que me trasmite tanta felicidad.
Es como un capullo que empieza a florecer para demostrarnos con su serenidad y espera que todo crece, que la hermosura puede convertirse en una bella flor para tomar la luz del sol y crecer, para tomar el agua de la tierra y hacerse fuerte, y así ser más bello.
Soy el capullo pero tu eres mi agua y mi sol, sin ti no podría nunca florecer, el agua son tus abrazos, y el sol es tu sonrisa, la brisa del aire son tus suspiros mi amor, esos que me dan ganas de no bajar la cabeza para encontrarme cada día con el sol, con la sonrisa de tus labios.
Quiero que vengas y me abraces para crecer juntos, para entender que la vida es solo vida y que el amor es solo amor y así vivir juntos, abrir los ojos y contemplar cada hora lo hermoso de tu ser que riega mi alma como la lluvia que cae sobre la selva después de una larga sequía.
Mojo mis labios con el agua que desprendes, lavo mis penas con tus caricias y mimos, busco refugiarme en tu alma, ahí donde tus tormentas pueden ser convertidas en risas, en cientos de risas. Me apoyo como un simple pajarillo lleno de vida sobre tu fuente de vida, mojaré mis patas para que limpies mis penas, saltare encima de ti para hacerte cosquillas y una vez más verte sonreír, no es que lo haga de egoísmo, pero tienes que saber amada que cada sonrisa que consigo sacarte no es solo para ti que también alegran mi ser, que me llenan de amor porque cuando sonreís puedo apreciar mucho más tu belleza, me pregunto a veces si acaso no eres la imagen y semejanza de la belleza del universo o solo eres una parte que se ha escapado de el para venir a maravillarme y revolucionar mi vida. ¿Acaso es tu destino sonreír para que yo pueda sonreír?, no lo se amada, pero se que si me dejas borraré cada huella de desilusión y dolor de las que se esconden en tu corazón y en cambio para aliviarlas puedo cubrirlas con un malto tibio de amor para que no sientas tristeza, porque tu tristeza se recobija en mi piel, y me produce una sensación de querer aliviarla y sé que lo puedo hacer, déjame que te abrace fuertemente como si fueras solamente una pequeña niña entre mis brazos, déjame que te haga feliz, ven hacia a mi, y nunca te separes, porque puedo estar sediento pero no quiero morir de sed por no tocar tus labios.