Soy el guardian


Apóyate de mis ramas, reposa en ellas, cúbrete con las hojas y así protégete del viento, huele las flores alégrate el corazón, si sientes que se trizo en algún lado, puedes tomar algo de mi sabia, si te la untas puede ser que pase el dolor, pero si la bebes puede ser que seas feliz.
Aquí conmigo en las alturas no debes tener miedo a ningún animal pues soy el árbol que ha de cuidarte, soy tu guardián, no temas, ya no, estarás bien amada y si alguien ha de hacerme caer, tu despliega tus alas no te quedes a verme, solo recuérdame como quien te amo y te cuido, recuerda el sabor de mi sabia recorriendo tu interior, y sonríe así en una nube podrás verme mientras vuelas hacia la libertad.
Pero quédate tranquila nada me pasara, mi alma esta en ti y de ahí nadie podrá sacarme, te hablare al día para que sientas compañía y te acariciare de noche para que duermas tranquila, y a la mañana te despertare con nada más que un simple beso para que cuando abras tus ojos me recuerdes.

Anuncios