Mayo


Espera solitaria

Aunqe me veas sonriente,
ante la dulce espera,
niña, nunca, nunca me creas,
mis filosofias cambian enseguida,
como si mi vida, fuesen solo tres dias,
se me presente la duda de compañera,
y ahora somos 2 en esta dulce espera
la soledad no suma ni resta,
porqe a ella mi alma espera,
pero yo no soy alma, ni cuerpo.
de verdad, no se que siento!
por eso niña corre,
lejos con el viento,
que no te engañen mis ojos,
ni mi falso lamento,
por eso te digo
“vete con el viento”

quien sos?

a que te dedicas?
a que o quien le regalas tus horas perdidas?
y de donde robaste esa armoniosa risa?
cuentame, cuentamelo todo!
que a tu lado me siento un niño,
de alma inquieta, de ojos brillosos,
de vivir mil fantasias,
de reirme al ver tu dulce risa

A que me dedico?
en vano pasan mis horas perdidas,
mirando tu foto en la otra orilla.

Lamento que te hayas ido,
y ahora estar solo,
atado al pasado,
en donde estas vos,
en mi ultimo recuerdo.

Anuncios

Sueño de Hermann Hesse.


Es siempre el mismo sueño:

un castaño muy florecido,

un jardin de hermosura en el verano,

y una vieja casona solitaria.

Alli, donde el jardin reposa en calma,

en otro tiempo me acuño mi madre,

quizas han transcurrido tantos años

que no hay jardin, casa, castaño.

Quiza la senda ahora de una vega,

le cubran el arado y el rastrillo;

de la patria, jardin, casa o castaño

solo este sueño ha permanecido.


 
Hermann Hesse 1877-1962.
Romanticismo Aleman, novelista.
 
He soñado, ser patria, jardin, castaño
solo he logrado soñar,
y para ser aun no se si existe una palabra que diga:
que yo soy eso
o lo otro.