a tu fantasma


Hoy que me encuentro solo, le pido a tu fantasma un poco de cariño, se niega, me da la espalda. Intento acercarme a él de una suave forma pero no me siente.
Quedo un poco triste y le escribo un poema pero mis versos jamás son leídos con ojos de amor, si no que ni siquiera los lee.
Me arrodillo, le suplico, le imploro, pero no logro llamar su atención y ahí es cuando pienso, si debo estar muerto, para ser otro fantasma más y así tal vez me presta atención.
Tal vez me llegue amar.

Anuncios