me ves esta vez?


Me ves esta vez?
Mi sombra se puede ir, desaparecer y jamás volver.
Se querrá ir a buscar otro sueño menos oscuro,
Algo que le haga sentir bien.

En mis años oscuros, fue imposible prender una vela y tuve que aprender el camino a golpes y topetazos, la sangre no era roja, era sabrosa!
Yo no era drácula ni lo buscaba ser, sin embargo mi cabeza se estropeaba todas las noches, donde no me acompañaba ninguna de todas las sombras.
Creo que ahora sabes porque no tengo ese miedo, ese miedo a perderse, a hundirse en la oscuridad, no hay nada mas profundo que la tristeza humana, tristeza perfecta de un ser imperfecto.
Huís de acá para allá para intentar safar, pero no podes darle la vuelta, no vas a encontrar ni la puerta, te lo puedo asegurar. Ya fui por todos lados, no se me perdió ni el más mínimo detalle, a ciegas lo descubrí, me encanta el sufrir, tormentosos días de la vida humana, ¿ves? Así es como se compone mi calendario.
Si se cae un árbol sobre tus piernas, te va a doler, pero si ves como fracasan todos tus intentos, el dolor en tu alma será aun peor que el que sufran tus huesos, tu carne y tu piel, ese es el verdadero dolor del que hablo, ese que te hace llorar todas las noches cuando estas en tu sucia cama. Cuando te tapas con las frazadas la cabeza y te auto decís “jamás lo voy a lograr”, no soy fantasma, pero te puedo escuchar, todas las noches lo puedo escuchar.
¿Culpas? A quien le echaras la culpa de tú propia pena, del desangramiento de tu torpe corazón, débil, débil y frágil, débil, frágil e inapropiada para este camino.
No hay razones, ni rezos, ni momentos, nada va a cambiar este infierno.
Elegiste atravesar la puerta, correr por donde nunca antes habías camino y ahora pensas que hubiese sido mejor ir a gatas por el piso, para que todo sea mas llevadero.
Tu vieja y quebrada espalda, discúlpame, pero no fui yo, fuiste vos quien la cargo de piedras, que forma mas entupida de pensar en física.
¿Y aun no comprendes el poder de la imaginación de la mente? ¿No?
Entonces no me digas que sentís estas palabras, que al ingresar por tus ojos rompen todas tus venas de cordura.
Las palabras repliegan en la cima de lo peor de vos, y ahí te ves, demacrado como muerto colgado, como perro muerto en las vías, como esclavo del trabajo.
Terminare mi rezo, ya hice acuerdo con dios, pero lo lamento no podes venir a donde voy a ir yo, si no te gusta todo esto, donde voy menos te va a gustar.
LA OSCURIDAD ES LA PARTE OSCURA DE TUS DIAS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: